Hay muchos tipos de masajes, pero no todos son iguales. Hoy nos vamos a centrar en los masajes eróticos con los pies, los cuales permiten disfrutar de experiencias que a través de otros masajes no se pueden dar. Si quieres aprovechar todas las experiencias que nos pueden ofrecer estos masajes, este artículo te será de gran ayuda. Te vamos a mostrar las claves que buscas para que el masaje sea perfecto. Te puedo asegurar que si lo realizas correctamente tu pareja quedará muy agradecida y querrá que vuelvas a hacerlo.

Hay que tener en cuenta que el pie es una de las partes del cuerpo que tiene una gran sensibilidad, de aquí que con tan solo tocarlo se pueda disfrutar de un gran placer sexual. Eso sí, a todas las personas no les gusta que le anden en los pies. Pero si no le importa, te puedo asegurar que es una buena opción para conseguir placer rápidamente. Hay que tener en cuenta que los pies tienen muchos puntos de estímulos sexuales, de aquí que sea una muy buena opción para disfrutar en pareja. Incluso muchos expertos han demostrado que este tipo de masajes ayudan a conseguir lazos fuertes en la relación, de aquí que pueda ser una buena opción para conseguir una unión más fuerte en pareja.

Imaginación para dar un buen masaje

Son una buena opción para seguir con la relación sexual, es decir, esta variedad de masajes puede ser de gran ayuda a la hora de conseguir hacer unos preliminares diferentes. Y para conseguirlo, se recomienda dejar volar la imaginación y creatividad. Así se consigue sorprender a la pareja y sobre todo se evita caer en la rutina.

Piensa que a la hora de dar un masaje las manos no son la única herramienta que hay, siempre hay otras herramientas que se pueden usar como los pies y la boca… para conseguir los resultados esperados, es decir, conseguir la estimulación y el placer que se quiere realizar. Si no te lo crees, prueba a acariciar tus pies junto a los de tu pareja y la experiencia será realmente agradable. Por supuesto, evita hacerlo con los pies fríos o la sensación no será nada agradable.

Una vez dicho esto, quiero añadir que para dar un buen masaje con los pies lo importante es que el masaje se haga siempre con delicadeza, cuidado, compromiso y sobre todo sin prisas. El momento es para disfrutarlo, de aquí que diga que siempre se tiene que hacer con calma. Personalmente siempre recomiendo dar el masaje de menos a más. Siempre se consiguen mejores resultados con esa técnica.

¿Cómo hacer un masaje sensual?

Para comenzar hay que dar el masaje de manera sensual y para conseguirlo te recomiendo hacerlo siempre con caricias suaves. Para tener éxito en el masaje siempre hay que conectar con la pareja. Para conseguirlo, siempre hay que ir de menos a más según notes que tu pareja se relaja y comienza a disfrutar del masaje.

Para poder disfrutar al máximo del masaje, se recomienda aplicar una buena dosis de aceite. El objetivo es conseguir que la presión sea la adecuada y en consecuencia sea la deseada. Hay que usar siempre aceite de calidad para masajes como de coco o almendras.

A la hora de aplicar masajes, siempre tienes que hacer movimientos suaves y al poder ser circulares para que la experiencia sea más positiva. También es una buena opción hacer movimientos de arriba abajo. Eso sí, evita presionar demasiado para evitar el dolor.

Los movimientos no son lo único importante, también es una buena opción añadir otros detalles que hagan que el momento sea todavía más romántico. Por ejemplo, los besos son una gran herramienta para obtener los resultados esperados.

Los susurros también son una gran herramienta para conseguir que la experiencia sea más íntima y sensual. La conversación dependerá de vuestros gustos, pero hablar de las fantasías puede ser una buena opción.

Principales zona erógenas de los pies

Es importante tener claro que en los pies hay muchas zonas erógenas. Una de las zonas más conocidas se encuentra en la zona donde se realiza la doble cuando se doblan los dedos. Si se presiona con cuidado te puedo asegurar que la sensación será realmente irresistible.

Otro de las zonas erógenas más importantes de los pies se sitúa en los tobillos y en el talón. Si acaricias estas zona de manera suave, tu pareja podrá disfrutar de experiencias realmente buenas.

El principal beneficio de masajear esas zonas es que ayudan a activar las sensaciones de los genitales, es decir, se tiene una mayor probabilidad de disfrutar del masaje completo y sobre todo de la futura relación sexual que se pueda llevar a cabo.

Cómo realizar el masaje a los pies

Para comenzar, siempre te recomiendo realizar el masaje en un lugar tranquilo y cómodo para tu pareja. Por supuesto, es importante que no tengáis prisa. El objetivo es disfrutar y las prisas no son para nada buenas.

Cuando tu pareja esté tumbada hacia arriba, frótate tus manos con el aceite para que coja temperatura y así conseguir que el masaje sea mucho más agradable. Empieza por un pie y luego sigue con el otro. Personalmente te recomiendo comenzar presionando en los tobillos con los pulgares y realizar movimientos circulares. El movimiento siempre tiene que realizarse como las agujas del reloj.

Luego presiona la planta del pie ligeramente y con esa presión recorre todo el espacio, la sensación es realmente agradable. Haz otros movimientos para que el masaje sea realmente bueno, pero evitando romper la esencia del masaje con las cosquillas. Cuando hayas masajeado un pie comienza con el otro.

Recuerda, la imaginación está al poder y se pueden usar diferentes herramientas además de las manos para dar el masaje. Siempre tienes que buscar que la experiencia sea positiva y lo más agradable posible.

Si lo haces bien, te puedo asegurar que tu pareja querrá que le vuelvas a dar otro masaje. No solo os unirá como pareja, sino que será una excusa para poder estar un poco más a su lado.