Hay que tener en cuenta que el placer de pareja es lo más importante. Es decir, tanto el hombre como la mujer tienen que disfrutar al máximo para poder decir que han tenido una buena relación sexual. Si eres mujer y quieres dar el máximo placar a tu pareja, lo mejor que puedes hacer es conocer las principales zonas erógenas de un hombre. Así te será más fácil darle placer y conseguir que las relaciones sexuales sean realmente placenteras para ambas partes.

¿Los hombres tienen zonas erógenas?

La respuesta es sí, todos los hombres tienen zonas erógenas aunque muchas personas puedan pensar lo contrario. Es importante saber que los hombres al igual que las mujeres son sensibles a las caricias, gracias a que cuentan con diferentes zonas erógenas en su cuerpo. Por ese motivo es fundamental que la mujer pueda conocer esas zonas sensibles para poderlas estimular y conseguir que sus parejas puedan disfrutar del máximo placer posible a su lado. Hay que tener en cuenta que estimulando esas zonas, esos puntos encenderán al hombre y será el momento de dar el siguiente paso. Te puedo asegurar que fomentando esas zonas podrás tener la seguridad de que la pareja siempre podrá disfrutar del máximo placer.

Ventajas de dominar las zonas erógenas de un hombre

Si una mujer domina y conoce las zonas erógenas, es una mujer que tendrá el control y la seguridad que necesita a la hora de tener relaciones sexuales. Esto se debe a que es como si tuviese un manual de instrucciones para encender al hombre a través de diferentes movimientos. Hay que tener en cuenta que estamos acostumbrados a ir directamente a la zona de los genitales y es un error que la gran mayoría de las parejas tienen. Una mujer que comprende a su pareja es una mujer que sabe que en primer lugar tiene que apostar por las zonas erógenas y luego acudir a los genitales para finalizar con la penetración. Hay que dejar un poco las tradiciones que se nos muestran en las películas y apostar por encender al hombre de otras maneras para conseguir ofrecerle un placer que a través de los movimientos tradicionales no se puede conseguir.

Además, hay que dejar claro que al igual que la mujer necesita ser acariciada para conseguir ponerse a cien, el hombre también lo necesita. Estamos acostumbrados a pensar que solo la mujer necesita de esas caricias, pero eso no es real. El hombre también necesita de esas caricias para tener éxito. Por ese motivo, las limitaciones se tienen que eliminar y la pareja tiene que permitir a la mujer que experimente para que pueda conocer diferentes zonas de placer. Así todo será mucho más sencillo.

Principales zona erógenas masculinas

Ahora que ya conocemos que estimular las zonas erógenas masculinas es una gran opción para calentar a la pareja, es el momento de conocer cuáles son las principales zonas. Así se pueden estimular y conseguir que el hombre pueda disfrutar del máximo placer posible.

Lengua: se ha demostrado que es una de las zonas donde más placer reciben los hombres. Para que pueda disfrutar del máximo placer, se recomienda que la mujer apueste por los besos con lengua y succionar la lengua con cuidado para que pueda disfrutar de experiencias totalmente diferentes. A todo el mundo le gusta un buen beso del amor de su vida, de aquí que un beso con lengua también sea una gran opción para comenzar con los preliminares. Si la mujer no es una experta con la lengua y los besos, siempre queda la opción de practicar para obtener los resultados esperados.

Nuca: es una de las zonas erógenas que conocen muchas mujeres. Pero si todavía no la conocías, debes de saber que es una zona sensible y que hará que tu pareja se ponga a cien. Hay que tener en cuenta que a las mujeres les suele excitar mucho que las toquen por la zona del cuello, pero los hombres consiguen esa excitación a través de la nuca. Si todavía no lo has probado con tu pareja, te invito a hacerla. Seguro que se revoluciona y comenzará a disfrutar mucho más de la relación. Es una táctica con la cual podrás sorprender a tu pareja. No falla y destaca por ser una gran zona erógena.

Entrepierna: no nos referimos a tocar la zona de los genitales de la pareja, sino que te recomendamos tocar en el medio de las piernas para conseguir una mayor estimulación. Es una zona que no se suele fomentar, pero suele gustar a la gran mayoría de hombres. Prueba y verás como tu pareja se sorprende, sobre todo si nunca habías apostado por ella.

Tetillas: normalmente solemos pensar que la zona de los pechos solo debe ser estimulada a las mujeres, pero es un error muy común. A los hombres también les gusta que les toquen la zona del pecho y sobre todo la zona de las tetillas. Cuando la zona es estimulada, todos los hombres quieren que su mujer les toque la zona para poder disfrutar del placer que ofrecen. Hay que tener en cuenta que algunos hombres pueden ser reacios a que sus parejas toquen sus tetillas, pero te podemos asegurar que una vez que descubren la experiencia, ya no les importará. Es más, hasta pedirán a sus parejas que toquen esa zona erógena para disfrutar de una buena experiencia durante los preliminares.

Testículos: es la zona erógena más común, pero merece la pena recordarla para que una mujer la tenga en cuenta a la hora de ofrecer el máximo placer posible a su pareja. Para que la pareja pueda disfrutar, las caricias de testículos siempre deben realizarse a través de caricias suaves. Se recomienda usar las yemas de los dedos para crear el placer que se está buscando. Piensa que es una zona muy sensible, de aquí que haya que realizar las caricias con la máxima suavidad posible.

Finalmente también podemos encontrar otras zonas de excitación en los pies, espalda, manos, glúteos o incluso el ano. Cada hombre es un mundo, de aquí que se recomiende investigar para ofrecerle lo que está buscando.