Los masajes eróticos con tu pareja es una manera perfecta de volver a reavivar la llama de vuestro amor y de vuestra pasión, como también da la posibilidad a que sigáis experimentando en el sexo de una manera muy sensual, divertida y que hará que redescubráis el cuerpo de la pareja pero también el propio, llegando a alcanzar mucho más fácilmente el clímax o incluso haciendo que este sea más intenso y disfrutable que nunca.

Beneficios de los masajes eróticos en la pareja

En la pareja, los masajes eróticos hacen que la intimidad sea mucho más apreciable que con el simple hecho del sexo. Cuando dos personas se realizan el uno al otro masajes eróticos lo que se consigue es que haya más sensualidad, la pasión crezca y también la estimulación. Aparte de todo esto, la atracción hacia la persona que tenemos a nuestro lado se va potenciando, al igual que el deseo sexual, haciendo que la excitación crezca incluso más que cuando solamente queremos tener relaciones sexuales.

Uno de los beneficios que tiene, además del comentado, es que también puede ser usado de muchas maneras diferentes y no está vetado a nadie, ni por edades, ni tampoco por preferencias sexuales, ya que se puede realizar en parejas heterosexuales como homosexuales siendo igual de divertidas y excitantes. Además de esto, el masaje erótico en pareja se puede usar como si se tratase de un juego sexual previo al sexo, como también puede incluirse en el sexo en si mismo, o incluso como si se tratase de una finalización del sexo, consiguiendo de esta manera que se pueda llegar al orgasmo de una manera completamente diferente a la habíais conocido anteriormente.

Con el masaje erótico en pareja se potencia la comunicación

Es importante recalcar que cuando una pareja disfruta de un masaje erótico de estas características lo que se está consiguiendo es mejorar la comunicación tanto verbal como no verbal en la pareja. En ocasiones, cuando se experimentan relaciones sexuales, nos centramos únicamente en nuestro cuerpo, en nuestras sensaciones y dejamos de lado las sensaciones que podríamos vivir o disfrutar al ver a nuestra pareja gozar con lo que le hacemos.

Al masajear a la pareja de manera sensual y erótica lo que estamos haciendo es dedicarle tiempo a dicha persona, con nuestras manos, con nuestro cuerpo, logrando que la temperatura vaya subiendo escalonadamente, siendo una actividad que te dejará muy satisfecho, incluso si solamente lo que haces es masajear eróticamente a tu pareja, ya que con el simple hecho de ver a la persona con la que estas vibrando con tus manos, es una experiencia que todo el mundo debería de realizar con frecuencia.

Además de esto, la comunicación va a mejorar de manera notable, puesto que podrás indicarle por dónde te gustaría tocarle o simplemente ir escuchándola guiarte o hacer que se sienta mucho más excitada que de otra manera que la comunicación en muchas ocasiones podría ser incluso nula. Con los masajes eróticos las sensaciones llegan desde todos los sentidos, desde el tacto hasta el gusto, ya que podrás usar con ella también la boca o la lengua, hasta el sonido o los olores, en casos en los que quieras usar aceites esenciales con fragancias. Se ha comprobado por diferentes estudios que una pareja que fomenta este tipo de masajes en sus relaciones sexuales al final termina siento más comunicativa, más cercana y disfruta más no solo del sexo, sino también de la vida en común.

Consejos para disfrutar de un masaje erótico con tu pareja

Para poder experimentar de una manera agradable un masaje erótico en pareja, nuestra recomendación es que podáis estar de acuerdo los dos y que tengáis bastante tiempo para dedicaros el uno al otro. Recordamos esto ya que, en casos en los que, por ejemplo, tengáis que recoger a los niños del colegio en media hora, o incluso alguien de la pareja tenga que ir a trabajar, posiblemente sea algo que no recomendamos en estas situaciones, ya que lo ideal es que os relajéis y podáis disfrutar de vuestro tiempo, ya bien sea media hora, una hora o lo que veáis conveniente, por lo aconsejable es que dejéis el reloj a un lado, al igual que los teléfonos móviles y que el tiempo que os entreguéis al masaje erótico sea vuestro.

Crea un espacio diferente, algo distinto a lo habitual, para hacerlo siempre puedes colocar una tela roja sobre la lámpara para que de esta manera el color de la habitación cambie a una tonalidad más pasional, como también puedes quemar barritas de incienso de canela, que fomenta y ayuda gracias a sus propiedades afrodisíacas o poner música relajante para que todo quede mucho más ambientado.

Lo ideal es que, en vez de desnudaros rápidamente para meteros en la cama, podáis hacerlo mutuamente y con lentitud, ayudando a la otra persona a desprenderse de la ropa, pero haciendo que este proceso sea tranquilo, pasional, no busques quitar todo en menos de un minuto, disfruta de las sensaciones, jugad mucho con las miradas, ya que es aquí donde comenzará la atracción y la sexualidad se verá potenciada de esta manera.

En el juego de realizar un masaje erótico en pareja la práctica puede ser muy diferente. O bien os masajeáis ambos con vuestras manos y vuestro cuerpo, sin que no haya penetración ni ningún otro tipo de sexo, como bien puede ser el oral o el anal, o que una de las personas que forman la pareja se tumbe en la cama para que el otro vaya realizando el masaje erótico, dejando para otro día su masaje. Todo es cuestión de gustos y más importante, debes saber que no todo lo tienes que hacer en ese preciso instante, ya que habrá más sesiones y más posibilidades de seguir disfrutando de vuestro cuerpo.

En el mercado existen también muchos productos eróticos que ayudan en los masajes como bien pueden ser aceites esenciales para que las manos corran mucho mejor sobre la piel de tu pareja, geles lubricantes para el momento de empezar a jugar con las zonas erógenas e incluso perfumes que están cargados de feromonas que intensificarán el deseo sexual.