Los masajes tántricos están cada vez más de moda. Si tienes curiosidad de saber más sobre este tipo de masaje, estás en el lugar indicado. Vamos a intentar resolver todas tus dudas a través de este artículo, para que puedas ver todas las ventajas que vas a obtener si tienes la suerte de disfrutar de un masaje tántrico de calidad.

¿Qué es un masaje tántrico?

El masaje tántrico no es algo nuevo, a pesar de que en occidente ha llegado hace poco tiempo. La verdad, esta variedad de masaje tiene su origen en el antiguo oriente, cuando se buscaba un buen equilibrio entre el espíritu y el cuerpo.

Cuando hablamos de tantra, nos referimos a un tejido sin rupturas, de aquí que este tipo de masaje siempre busque unir cuerpo y espíritu para disfrutar de experiencias que de otra manera serían imposibles. El término se piensa que comenzó con la sabiduría budista y poco a poco se fue extendiendo por la cultura de orienta, para más tarde llegar al resto del mundo.

Podemos concluir que un masaje tantra es un ritual a través del cual se busca unir y fusionar la energía sexual para conseguir un equilibrio y armonía que de otra manera sería imposible de conseguir. Un masaje tántrico puede ser dado por cualquier persona, pero para vivir la mejor experiencia se recomienda disfrutarlo a manos de un verdadero profesional.

Cómo se hace un masaje tántrico

Para poder disfrutar de una verdadera experiencia tántrica a través de un masaje, es importante que la persona que va a recibir el masaje esté totalmente desnuda.

Una vez que la persona está tumbada y relajada, el profesional se encargará de realizar el masaje tántrico a través de diferentes movimientos. El objetivo del masaje siempre es el de estimular los principales puntos del cuerpo. Eso sí, para poder disfrutar de este masaje es muy importante que la persona que lo va a recibir esté relajada. Si hay tensión por la desnudez o por cualquier otro motivo, el masaje no dará los resultados esperados.

Tipos de masajes tántricos

En la actualidad podemos encontrar diferentes masajes tántricos según los objetivos que se quieran conseguir. Es verdad que una persona a nivel individual y sin conocimientos solo podrá dar un masaje sencillo. Pero si acudimos a un establecimiento especializado en los masajes tántricos, podremos solicitar un masaje adaptado a nuestras necesidades.

Touch masaje: recibe este nombre los masajes que son realizados en un tatami de bambú y o en un futón.  Normalmente la sala donde se realiza el masaje tiene sauna para que la persona se pueda relajar y suele tener una gran cantidad de espejos.

Masaje Nirvana: es un tipo de masaje que se suele recomendar a las personas que tienen mucho estrés encima y necesitan liberarse del mismo. En muchas ocasiones la sala donde se da el masaje está lleno de espejos para conseguir que el cliente se pueda centrar en sí mismo y le sea más fácil olvidarse del estrés diario.

Masaje Sauna: otro masaje que se recomienda para liberar estrés y así poder disfrutar posteriormente del masaje tántrico. Por supuesto, este masaje suele estar formado por dos partes, la sauna para relajarse y el masaje tántrico para disfrutar.

Masaje Jacuzzi: normalmente el cliente se da un baño relajante junto a la masajista en un jacuzzi para más tarde disfrutar de un masaje tántrico completo.

Masaje Sidhanta: se puede decir que es el masaje más completo que podemos disfrutar. Está compuesto por sauna, jacuzzi, ducha tantra y finalmente el ansiado masaje. Por supuesto, todo esto suele ir acompañado de la masajista, lo cual hace que cuando el cliente va a disfrutar del masaje, esté totalmente relajado.

Beneficios de los masajes tántricos

Como podrás comprobar de primera mano si finalmente te lanzas a disfrutar de un buen masaje tántrico realizado por una verdadera profesional, podrás darte cuenta de que el masaje tántrico tiene muchos beneficios.

Relajación: uno de los puntos fuertes de este tipo de masajes es su capacidad de relajación. Gracias a que se consigue que la energía fluya, la relajación es mucho más sencilla al aislar el cuerpo de los problemas diarios. Para que te hagas a la idea, este tipo de masajes destacan por sus propiedades relajantes y curativas. Si realmente se desea vivir una experiencia totalmente diferente y beneficiosa para la salud, este tipo de masaje está altamente recomendado. Sin olvidar que cualquier persona puede disfrutar de sus beneficios.

Deseo sexual: gracias a las caricias y a los movimientos que la profesional hace sobre la persona que va a disfrutar del masaje, se abre el apetito sexual. Todo esto es posible a que se reduce la ansiedad de primera mano y luego se consigue un equilibrio perfecto a nivel psíquico y físico. Es verdad que con este tipo de masaje se puede conseguir el placer, pero no es el objetivo primordial del masaje tántrico.

Mejora del estado de ánimo: se ha demostrado que a través de este masaje se consigue mejorar el estado de ánimo, ya que los problemas quedan pequeños cuando vivimos las experiencias que nos ofrece este tipo de masaje. Si tienes muchas dudas en tu cabeza, este masaje te ayudará a tener las cosas claras y así ver las posibilidades que tienes para conseguir tus objetivos. Incluso para las personas con problemas de concentración este tipo de masaje es muy beneficioso.

Lucha contra la disfunción eréctil: este masaje es una gran herramienta para luchar de manera natural contra la disfunción eréctil. A esto hay que añadir que es beneficioso para otros problemas sexuales como la impotencia, ausencia de libido o incluso para la eyaculación precoz. Por supuesto, esta técnica también ayuda a que el hombre pueda tener erecciones más largas.

Relación de pareja: este tipo de masaje también puede disfrutarse a nivel de pareja. En este caso se podrán estrechar lazos afectivos, lo que se traducirá en una mayor unión de la pareja. Si hay problemas de pareja, este tipo de masaje puede ser una opción realmente interesante.