Las relaciones sexuales son casi siempre placenteras, ayudando a que la pareja se sienta bien, cómoda, disfrutando del momento que están teniendo, de su intimidad, de la excitación y estimulación de sus cuerpos. Sin embargo, hay casos en los que esto no ocurre, y puede producirse dolor cuando se mantienen relaciones, ya bien sea en el momento del coito, como también cuando se llega al clímax. En esta guía queremos indicarte cuáles son las razones por las que suele producirse este dolor, y sobre todo, que conozcas todo sobre qué es la dispareunia en el hombre.

¿En qué consiste la dispareunia en el hombre?

Aunque es poco probable, muchas personas pueden llegar a sentir dolor cuando tienen relaciones íntimas, ya bien sea con la pareja o en solitario, cuando se están masturbando. Debe saberse, antes de que conozcas todo lo necesario sobre este problema, que si lo sufres una vez o incluso dos, no tienes que correr rápidamente a tu médico, pero si con cada relación sexual que tengas sufres un dolor agudo que no es para nada agradable, te aconsejamos en estos casos que si te dirijas a un especialista para evitar males mayores.

La dispareunia suele ocasionarse más comúnmente en mujeres, sin embargo, existen muchos casos que sucede en hombres y puede ser síntomas en algunos casos de problemas que conviene tener en cuenta.

Dolores en el hombre en las relaciones sexuales

Como hemos comentado anteriormente, la dispareunia es más común en el sector femenino, pudiendo tener muchos factores a tener en cuenta desde el estrés emocional, hasta infecciones o la propia anatomía de la mujer. En el caso del hombre, hay otros tipos de causas que pueden derivar de una dispareunia y es por eso que, en caso de sentir durante semanas o después de varias relaciones sexuales este dolor, que puede ser de muy leve a incluso dolores agudos y muy fuertes, se aconsejará que se vaya al especialista para evitar problemas mayores.

Dolor en el pene

Cuando el dolor se extiende desde la base del pene hasta el glande, principalmente cuando el miembro está erecto, es posiblemente que ocurra una enfermedad denominada Peyronie. En esta enfermedad nos encontraremos con que debajo de la dermis del pene, está creciendo un tejido que puede provocar que en el momento de la penetración o de la masturbación sintamos molestias o incluso dolor. Dicho tejido está compuesto de fibras que cicatrizan y se calcifican, complicándose más el dolor cuando en la penetración, el pene, a causa de la postura que se realice, se inclina hacia el lado donde se encuentra más tejido de esta clase. Para eliminar este problema, el método que se debe de utilizar es la cirugía, ayudando tanto a eliminar este tejido como también enderezar el pene para que no se produzca más dolores.

Cáncer de próstata

Aunque no debemos de llevarnos las manos a la cabeza y pensar en lo peor, cuando nos acercamos a la tercera edad, es más habitual que pueda existir este tipo de problemas, siendo uno de los más habituales en hombres. Como decimos, no todo dolor en las relaciones sexuales tiene que ser directamente relacionado con cáncer, pero como hemos comentado, conviene que no lo dejemos pasar y vayamos al especialista para quitarnos un peso de encima, ya que, como bien es sabido, cuando esta enfermedad es tratada a tiempo, puede curarse por completo.

Fimosis

Ciertos hombres suelen tener una pequeña anomalía en su pene, y es que el prepucio es muy estrecho y es por este motivo que, en sus relaciones sexuales el glande no queda al descubierto y por lo tanto, puede provocar un dolor tirante, ya que dicho recubrimiento estará molestando y podrá provocar que la penetración no se lleve a cabo o el placer no sea del todo satisfactorio. Para corregir esta anomalía conviene realizar una operación que se denomina fimosis y lo que se consigue es cortar esta zona del prepucio para que el glande pueda mostrarse en el momento de la erección. Conviene indicar que esta acción hará que el glande se encuentre fuera en todo momento, por lo que puede crear las primeras semanas una sensación algo extraña al ser muy sensible con cualquier roce.

Otras causas comunes de la dispareunia en el hombre

Parafimosis

Cuando hablamos de la fimosis, el problema no es del todo grave, aunque bien es cierto que se deberá de tratar en todo momento para poder disfrutar mejor de las relaciones sexuales y también del propio placer. Sin embargo, existe un problema mayor que se denomina parafimosis y en estos casos si se debe de visitar al médico especialista con urgencia, principalmente para evitar males mayores. La diferencia que existe un problema de otro es que en la parafimosis el prepucio del hombre comienza a estrecharse demasiado, por lo que estrangulará al glande, pudiendo, al cortar el riego sanguíneo, provocar una necrosis de esta parte del pene, algo que podría seguir complicándose si no se realiza la operación con rapidez.

Dolor al eyacular

Existen diferentes motivos por los que puede ocurrir un dolor al eyacular. En primer lugar, si durante toda la relación sexual no ha habido dolor, sin embargo en el momento de la eyaculación se produce este dolor agudo, puede ser debido a dos causas. La primera de ella podrás comprobarlo por ti mismo y es que, si has eyaculado muy poco o prácticamente nada de semen, puede que hayas sufrido una eyaculación seca, es decir, el semen no ha sido expulsado por la uretra hacia el exterior, sino que ha tomado otro camino diferente. Si esto ocurre varias veces, es recomendable ir a un especialista.

Por otro lado, si el dolor se produce tanto al eyacular como también cuando se está orinando, puede que este problema esté más enfocado en la uretra, denominándose uretritis.

Infección del esperma

Aunque no es algo muy común, es importante reseñar que muchas personas sufren de infección de esperma y que principalmente está derivado de un germen que se llama clamidia y que proviene de otras personas. Por lo que si te comentan que tienes este problema o enfermedad, es conveniente que sepas con quien has estado en tus últimas relaciones sexuales.