Aunque pueda parecer mentira, el hombre cuenta con muchas zonas erógenas. Estimulando esas partes del cuerpo se consigue aumentar la temperatura y permite experimentar con cosas para conseguir vivir experiencias que hasta el momento no se han vivido.

Es verdad que cada persona es un mundo, pero se puede decir que las zonas erógenas son más o menos las mismas en todos los hombres. Por este motivo, en este artículo te vamos a mostrar las principales zonas erógenas del hombre para que te sea más fácil estimularlo y conseguir que lleve al clímax con más facilidad.

Pies

Una de las principales zonas erógenas del hombre fuera de las más comunes. Normalmente pensamos que es algo de fetiches, pero la verdad, es una zona erógena para muchos hombres. Eso sí, algunos hombres odian que le toquen los pies, tenlo en cuenta a la hora de evitar perder el erotismo del momento.

Ombligo

Es una zona poco conocida, pero la verdad, es una zona erógena muy importante dentro del erotismo. Es una zona que no funciona con todos los hombres, pero no pierdes nada por probar. Para estimular la zona, lo que hay que hacer es hacer pequeños círculos suaves dentro del ombligo. Se pueden hacer con el dedo con cariño o con la lengua para aumentar el erotismo del momento.

Manos

Las manos no solo sirven para estimular a la pareja. Están llenas de terminaciones nerviosas que hacen que se puedan disfrutar de experiencias inolvidables. El mapa de la mano es muy completo. Hay que dar un buen masaje y se puede llegar a vivir experiencias inolvidables. Cuando la cosa comience a calentarse, las manos serán una gran herramienta. Si quieres estimular las manos, puedes acariciarlas o incluso chuparlas. El mensaje es muy erótico y suele gustar mucho a los hombres.

Pelo

A la gran mayoría de hombres les suele gustar mucho que les toquen el pelo y el cuero cabelludo. Aunque es verdad que muchos de ellos lo niegan. Un buen masaje del cuero cabelludo no solo ayuda a relajar a la persona, sino que también permite disfrutar de un grado de placer muy amplio. Incluso los conocidos escalofríos de la zona de la nuca ayudan a conseguir a obtener un grado de placer realmente elevado.

Boca

A todos los hombres les gusta besar. Se ha demostrado que la boca es una zona erógena. En tus manos está besar correctamente al hombre para que se sienta querido y comience a excitarse al máximo.

Pezones

No solo es una zona erógena de las mujeres, sino que también lo es de los hombres. Es una zona muy sensible, por lo que acariciar esa zona puede ofrecer un placer realmente alto al hombre. Normalmente el roce pezón con pezón hace que la estimulación sea mucho más sencilla. Las caricias también son de gran ayuda al igual que los besos. Incluso se ha demostrado que apretar suavemente los pezones cuando se va a llegar al orgasmo puede provocar un clímax elevado.

Beneficios de los masajes tántricos

La combinación de las principales zonas erógenas con los masajes tántricos ofrece muchos beneficios. Si apuestas por ambas combinaciones conseguirás que el hombre con el que estás pueda disfrutar de experiencias realmente increíbles.

Con calma y el tantra te será más fácil conseguir aumentar el significado y el cuerpo de la pareja. Puedes tener la certeza de que cuanto más conoces a la pareja, más fácil es satisfacerla.

El tantra también ayuda a conseguir reducir las disfunciones sexuales que puede tener una persona. Por ejemplo, es de gran ayuda la hora de conseguir reducir los síntomas de la eyaculación precoz, falta de libido o impotencia. Lo importante es tener paciencia y poner en práctica el tantra poco a poco para poder obtener buenos resultados. Por supuesto, la pareja tiene que estar a nuestro lado a la hora de conseguir los resultados esperados.

Se ha demostrado que ayuda a mejorar y potenciar la fisiología Yoni y Lingam. Eso ayuda a la modificación de la estructura energética y sensorial. El objetivo siempre es conseguir liberar la energía, el placer y los orgasmos. Al principio puede parecer complicado, pero en cuanto se aprende nos ofrece todos los beneficios mencionados.

Gracias al tantra y los masajes tántricos se puede conseguir aumentar de manera importante el tiempo de erección. Al durar más, se puede disfrutar más de las relaciones sexuales, gracias a que la energía tarda más tiempo en perderse. Para muchos hombres estos masajes son de gran ayuda para poder satisfacer posteriormente a sus parejas.

A través de un buen masaje tántrico se puede conseguir aumentar el número de orgasmos secos, múltiples y sucesivos. Se consigue obtener mejores resultados y en consecuencia es mucho más fácil a la hora de conseguir aumentar las intensidades del placer dentro de las relaciones.

Otro punto positivo es que ayuda a mejorar el potencial sensorial y ayuda a conseguir a aumentar los niveles de serotonina, citosina y endorfina.

Ventajas de fomentar las zonas erógenas del hombre

A través de las zonas erógenas y sobre todo de los masajes tántricos se pueden obtener muchos beneficios como los siguientes.

Reducción del estrés: se puede dejar de lado el estrés y en consecuencia es mucho más fácil disfrutar del momento.

Sin pornografía: muchos hombres están enganchados a la pornografía. En cambio, los hombres que apuestan por esta combinación tienen más fácil superar la adicción a la pornografía.

Libido: se ha demostrado que a través de las zonas erógenas es más fácil mejorar la libido y sobre todo el bienestar emocional y físico. Todo eso es posible a que el hombre se puede aislar del día a día y en consecuencia se puede conseguir una mayor concentración y un mayor enfoque.