En este artículo te vamos a mostrar cuales son los principales aceites para dar un masaje eróticos. Este listado lo hemos realizado teniendo en cuenta las variedades de aceite que usan nuestras expertas para dar un buen masaje erótico a nuestros clientes. Nuestro objetivo inicial no es mostrarte únicamente los diferentes tipos de aceites para masajes eróticos, sino mostrarte información de cada uno de ellos.

Principales tipos de aceite para masajes

Dependiendo del tipo de masaje y el fin buscado, podemos optar por una variedad u otra de aceite. Te las vamos a mostrar todas para que te sea más fácil elegir la mejor opción.

Aceites para masajes eróticos: si el objetivo es dar a una persona un masaje erótico, lo mejor que podemos hacer es apostar por una variable de aceite que tenga una textura lo más suave posible y que tengan alguna pequeña nota de aroma para que el masaje sea más placentero. Una buena opción puede ser el aceite que trasmite calor para que la persona masajeada coja la temperatura ideal con más rapidez. También puede ser una buena opción aplicar aceite con sabor.

Aceites neutros: son una buena opción para que la persona se relaje. Esta opción se suele usar principalmente cuando la persona no soporta los olores. Esta variedad de aceite se centra en la calidad del masaje y no en el sabor ni en el aroma. Normalmente el aceite cuenta con propiedades beneficiosas para la piel. El objetivo es calmar la piel y nutrirla para que sea más sensitiva y así la persona pueda disfrutar más a fondo del masaje que va a disfrutar.

Aceites fríos: puede ser una buena opción a la hora de dar un masaje si estamos pasando por una etapa de calor y queremos refrescar a la persona para que pueda disfrutar del masaje. Dentro de esta gama podemos destacar el aceite de eucalipto, el cual está dando muy buenos resultados, aunque el aceite de menta también es una opción muy interesante. Es un tipo de aceite muy usado en los meses de verano, no solo por su efecto frescor, sino porque tienen un olor realmente agradable.

Aceite de aromas naturales: el punto fuerte es el olor que ofrecen. En muchas ocasiones el erotismo se consigue a través de los aromas, de aquí que este aceite sea también una buena opción para este tipo de masaje. El aceite de almendras suele ser uno de los más usados, pero también pueden ser una buena opción el aceite de olvida y sobre todo el de lavanda. Normalmente se suele usar este tipo de aceite en pieles delicadas que quieren disfrutar de experiencias agradables a la hora de disfrutar del masaje. Decimos que este aceite es perfecto para pieles delicadas porque no tiene alcohol ni perfumes que puedan dañar a la piel, de aquí que sean perfectos para los masajes.

Aceites esenciales: este tipo de aceite se suele usar principalmente cuando se nota que el cliente está estresado y necesita relajarse bastante para más tarde poder disfrutar a fondo del masaje erótico. Dentro de este rango podemos incluir el aceite de romero, de cítricos o de menta.

Aceites terapéuticos: son perfectos para poner fin a los problemas de ánimo y posibles dolencias. Es verdad que a no ser que sean necesarios no se suelen usar demasiado dentro de los masajes eróticos. Pero es una opción más para que todo el mundo pueda disfrutar de un buen masaje erótico agradable.

Consejos para dar un masaje erótico

Para dar un buen masaje no solo hay que usar las tácticas adecuadas, sino que también hay que tener en cuenta una serie de claves a través de las cuales será mucho más fácil que el masaje sea realmente placentero.

Ambiente: el ambiente es realmente fundamental si queremos conseguir una experiencia plena. Para conseguirlo, hay que preparar la zona donde vamos a realizar el masaje con anterioridad. Todo tiene que estar listo para cuando comencemos a dar el masaje. Una buena opción puede ser la de usar pétalos de rosa e iluminar la estancia con velas aromáticas. Le da un plus de erotismo que será de gran ayuda en el masaje. Por supuesto, la música relajante de fondo será una herramienta que ayude a que la experiencia sea mucho más placentera.

Aceite: por supuesto, el aceite es otra herramienta que tienes que usar para que el masaje erótico pueda tener éxito. Te hemos mostrado las mejores opciones anteriormente, solo tienes que elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Lo importante es comprar un aceite de calidad que no dañe la piel y pueda crear un malestar en la persona que va a recibir el masaje.

Usa todo el cuerpo: para poder hacer un masaje de calidad no solo debes usar las manos, sino que tienes que usar todo el cuerpo. Evita la monotonía de las manos y usa otras partes del cuerpo para crear placer y erotismo. Puede ser una buena opción usar los labios, lengua, pies, senos… incluso para darle más erotismo se pueden usar los genitales para acariciar diferentes partes del cuerpo.

Diferentes técnicas: un masaje no tiene que ser monótono o provocará aburrimiento. Es más, si siempre se sigue la misma técnica y el mismo movimiento, se puede conseguir que la persona se quede dormida por un exceso de relajación. Nosotros te recomendamos comenzar de los pies a la cabeza con una intensidad media. Luego aumenta ligeramente la intensidad, sin provocar dolor y poco vete centrándote en las zonas íntimas. Recuerda, lo importante es ir poco a poco y no intentar abarcar todo a la vez.

Uso diferentes texturas: para crear placer también las texturas son nuestras aliadas. Haz que la persona sienta diferentes sensaciones en su piel. Muchas personas se excitan con diferentes texturas, por lo que es importante probar este consejo. Puede ser una buena idea masajear con una pluma, pétalos de rosa, telas suaves, cabello… siempre con cuidado para crear una sensación agradable y sobre todo realmente placentera.